Si tenéis una tienda online con Shopify y queréis expandiros por las redes sociales, estáis de enhorabuena. Instagram es una red social que constituye un buen nicho para las empresas e-commerce, algo en lo que Shopify ha puesto la mira. Gracias a la integración que Shopify ofrece a sus clientes, podemos sincronizar los productos de Instagram desde nuestro panel de control, unificando todos los perfiles y trabajando de forma sincronizada.

  • Alianza desde 2017

En 2017, Instagram y Shopify decidieron aunar sus fuerzas, formando una alianza que favorecería a Shopify; en especial, a sus clientes. En aquel momento se habló mucho de esta noticia y se levantaron muchos rumores, pero nosotros nos vamos a centrar a por qué esta integración está de moda.

  • Plataforma e-commerce de moda + red social de moda = éxito

Para entender por qué todo el mundo está loco con estas dos empresas, hay que estudiar dos sectores: el del e-commerce y el de las redes sociales.

En el sector del e-commerce existe una grandísima rivalidad entre plataformas de tiendas online, las cuales ofrecen, cada vez más, unos servicios muy parejos donde la diferencia la marcan dos factores: la calidad y el precio. Existen empresas que focalizan su oferta en el precio; otras, ofrecen calidad-precio; por último, están las que se centran en la calidad.

Shopify es una plataforma de tiendas online concentrada en la calidad de los servicios, en la compatibilidad y en la sincronización. Hay que decir que estamos hablando de la compañía e-commerce que más clientes tiene en todo el mundo, en todos los continentes. Por tanto, la mayoría eligen esta plataforma por su calidad, algo que siempre pasa en el sector profesional.

Respecto a Instagram, hay que decir que en los últimos 5 años ha crecido de manera brutal, llegando a ser preferencia antes que Facebook. De hecho, hay muchísimas empresas que no potencian su página de empresa de Facebook (error) para centrarse única y exclusivamente en Instagram, ya que el tráfico de usuarios, como las interacciones que se consiguen, son mucho más numerosas.

En el sector de las redes sociales, las que lideran son Facebook, Instagram y Twitter. Respecto a ventas, las que mejor funcionan son Facebook e Instagram; pero quien maneja más redirecciones son Facebook y Twitter. No obstante, cuidado con Twitter porque parece ser que está volviendo al “boom” tan característico que ya tuvo.

Integración que interesa

Al final, queremos vender, ya sea en Instagram o Shopify ¿No? La cuestión está en que invertimos mucho dinero en Shopify, por lo que nos interesa que la gente nos compre allí. Por no hablar de que el hecho de poder sincronizar los productos de nuestra tienda Shopify en Instagram es un puntazo, debido a que no tenemos que hacer otro listado nuevo de los mismos productos en otra plataforma.

Por tanto, estamos sincronizando una tienda con otra, lo que nos interesa. A veces, con introducir un link en la BIO no es suficiente, por lo que tenemos que enlazar de otra manera nuestro contenido con la tienda online oficial (Shopify). La mejor forma de hacer esto, es mediante los Shoppable Posts de Instagram:

  • Colgamos una foto de un producto que queramos vender.
  • Ponemos una etiqueta con el precio que cuesta y con el enlace de compra.

Tan fácil como eso ¡Boom! Integración hecha y seguidor redireccionado -> se convierte en cliente. Sin embargo, hay muchas formas de potenciar este tipo de Posts para conseguir llamar más la atención, como lograr aumentar el tráfico de nuestra tienda online = mayor probabilidad de venta.

Antes de seguir, espero que tengáis una web bien diseñada, limpia, ordenada y sin fallos; de lo contrario, el tráfico será una mera cifra porque no convertiremos usuarios en clientes, que es lo que nos interesa. Por tanto, antes de hacer esto debéis tener una tienda online atractiva y visible.

Formas de explotar estos Posts

1.- Utilizar contenido basado en experiencias de usuarios

Siempre y cuando el usuario nos dé su consentimiento, como que sea un testimonio verdadero. Podemos utilizar el testimonio de un usuario para dar una imagen superior de credibilidad, lo que conllevará a que los seguidores crean en nosotros y terminen comprando.

Es la forma más fácil de acercarnos a nuestro público: meternos entre ellos. De esta manera, conseguiremos un buen contenido, como un mayor engagement con los usuarios.

2.- Resalta el producto

Nos interesa que la foto que queramos subir se centre en el producto, estando éste en el centro de la foto, pudiendo estar el entorno difuminado (efecto bokéh). Esta es una técnica de marketing muy utilizada porque funciona, ya que resaltamos el producto protagonista de la foto y desviamos la atención de los seguidores a él.

No hay duda de que funciona en el 90% de las veces, así que llevadlo a cabo y veréis como no os arrepentiréis. El contexto en una foto es importante, pero es más importante lo que queremos vender ¿No?

3.- Hashtags

Para terminar, deberíais posicionar la publicación lo mejor posible, algo que se consigue con la colocación de hashtags en la descripción de la misma. Normalmente, se insertan aquellos que tienen que ver con el producto o con el entorno de la foto que subáis a vuestro perfil de empresa. No os podéis ni imaginar lo que ayudan estos elementos a nuestras publicaciones, más aún cuando se tratan de Shoppable Posts.

Como consejo, no sobrecarguéis la foto con muchos hashtags, lo que se busca aquí es posicionar la publicación a través de las búsquedas de los usuarios, vienen a funcionar como keywords que nos ayudan a conectar con ellos cuando nos busquen.

¿Por qué no hacerlo?

Implementar Shopify con Instagram es realmente sencillo, ya que se trata de activar un par de opciones desde nuestro panel de control de Shopify. Además, no tiene ningún coste adicional, por lo que incentiva que los clientes de esta empresa se abran una cuenta en Facebook e Instagram para conectar sus canales de venta con la tienda principal. Aquí te dejamos ¿Cómo vender en Instagram?